Hablando de FemDom

El conocimiento sobre la parte sumisa es lo que nos va a otorgar el verdadero poder y, así, la forma más correcta de ejecutar una primera sesión. Para ello es imprescindible hablar y ayudar a realizar el test o cuestionario y además saber interpretarlo.

Lo primordial para una buena praxis FemDom (en una primera toma de contacto) es conocer lo más rápido y de forma más certera posible al sumiso. Para ello debemos indagar en sus palabras, que nos van a transmitir deseos, fantasías, y que convertimos automáticamente en las prácticas que pueden o quieren vivir, y en miedos, que serán los límites; pero estas palabras van a estar condicionadas por barreras como la excitación, el temor, la desconfianza y es por lo que hay que investigar qué nos está diciendo y por qué.

Las barreras impuestas por la mente racional evitan que esa mente irracional sea depositada en nuestras manos y esa es la que se debería dominar. Hasta que un sumiso no sea capaz de dejar su parte más instintiva bajo nuestro poder no seremos verdaderas Amas ni él será nuestro verdadero sumiso.

Un azote puede darlo cualquiera, con más o menos acierto.

Cualquier persona, con carácter dominante y coherente, puede realizar una sesión, spank, cera, spiting, lluvia, inmovilizaciones, strap-on, etc. etc. Es sencillo… observamos alguna sesión, vestimos de forma adecuada, montamos una mazmorra o nos desplazamos a alguna, y ¡listo! Ya tenemos a una nueva Ama.

Por eso yo me pregunto, por qué no hay aún más. Sí, cada vez salen más, como en una buena temporada de setas, pero igual que las setas hay que conocerlas porque algunas pueden, dicho de forma metafórica, matar.

Existen diversas formas de entender la FemDom. No voy a decir que la correcta será la mía pero es la que me aporta absoluta satisfacción. Mi cometido es entrar en sus mentes racionales, aniquilar barreras y liberar al ser.

Una vez conseguido este cometido viene la parte fundamental que es el hacer un buen uso de esa entrega tan valiosa que ahora está en nuestro poder.

* La MENTE (siempre hablaremos de una mente sana):

Sabemos que, a grosso modo, la mente se puede dividir en dos: Racional e Irracional.  Tomando mayor importancia la parte racional, lógicamente para eso está y por ello nos llamamos humanos.

La parte racional es la que, como su nombre indica, nos hace razonar. Nos impide, por ende, ser instintivos y a su vez inconscientes. Nos ayuda a discernir de lo que está bien y a su vez está mal y por consecuencia rechaza lo que, después de valorar, no nos interesa, sea por el motivo que sea.

El razonamiento se basa en analizar aquello que conocemos o creemos conocer y acto seguido evaluar para después concluir con una decisión.

Un ejemplo sería:

Práctica del spank:

ANALIZAR: no lo he practicado pero me atrae, lo he visto en un vídeo, me han contado que se utilizan varios elementos… “éste me gusta”

EVALUAR:  pero… “deja marcas, no quiero marcas” “¿me arriesgo?” “Es mi primera vez y…”

DECISIÓN: “No, mejor en otra sesión, cuando esté seguro y conozca a la Ama” “No quiero marcas, no me arriesgo”. “Decidido, NO”.

Una persona sensata e inexperta realizaría rápidamente estos tres pasos a mi pregunta en el test sobre el spank. En su casilla marcaríamos que esa práctica es un límite y lógicamente no se realizaría.

Hasta aquí bien.

Entendemos que aquella barrera llamada miedo y desconfianza ha concluido que el deseo se torne en un rechazo.

Pero… ¿y si somos capaces de anular ese miedo y fomentamos la confianza? Ese es el paso más difícil y que, por mi experiencia, nunca se realiza.

Una FemDom, realiza el test (bueno, la que lo realiza, claro) y una vez ha marcado lo que sí y lo que no empieza su sesión.

Como he dicho, no pretendo que se piense como yo, no tengo la verdad absoluta, pero lo que sí sé es que yo poseo mentes irracionales, poseo deseos, poseo risas y llantos sinceros, poseo seres maravillosos que se entregan a mí porque confían en que aunque su cuerpo pueda salir, en ocasiones, algo perjudicados, sus mentes van a ser cada día más brillantes y libres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *